martes, 19 de febrero de 2008

VALORES PARA LA VIDA

Hablar sobre los valores exige una conversación larga, personal, con mucha sinceridad pero a la que no falte bastante afecto. Debe ser con compartir de experiencias, un contar de vivencia, que provienen de los hechos cotidianos, de lo que ha pasado día a día en este camino de la vida.
Hablar sobre los valores es reflexionar sobre la vida y el destino, sobre lo que se es y lo que se quiere ser como individuo, como familia, como país y como humanidad. Es necesario darlo a conocer, a ustedes con quieres he compartido o quizás nunca compartiré.
Pero esa aparente lejanía no importa para que fluya el pensamiento en esta conversación a través del acuerdo y la reflexión conjunta. Algo que a simple vista parece difícil pero que es esencial para constituir una sociedad.
Aun cuando tu piensas, sientes y actúas; decides no estar solo. Estas en relación con los seres que te rodean, una relación que puede ser armónica o dificultosa pero que es inevitable.
Para Bello (2004), los valores “son luces en las oscuridades de la existencia. Nos permiten ver salidas en los laberintos” (p.14). En las noches tenebrosas, donde nos sentimos y estamos solos con nuestros pensamientos y nuestros dilemas, nos anuncia el día como el gallo convoca la aurora “Lo que significa que constituyen una guía, aun cuando no toman decisiones por sí solos ayudan a elegir lo mejor para el individuo. Aunque lo que se escoja luzca difícil, arriesgado e incluso peligroso. Los valores son principios que permiten mantener posiciones y constituyen una característica esencial del ser humano. Son guías de conductas, porque se van a expresar en actos concretos de la vida. Los valores no son simples formas de pensar alejados de lo cotidiano. Los valores se prueban, se nutren, se fortalecen o decaen en el transitar del día a día.
En su aspecto más primario tanto como en su finalidad última, los valores buscan asegurar la existencia del individuo. Casi se puede decir que los valores comienzan con el instinto de conservación que permite sortear los peligros más inmediatos de la vida.
Al respecto, Pietri (2002), sostiene que “los valores nos orientan hacia la búsqueda de metas en nuestra vida”. (p.23). Los valores ordenan nuestras metas y finalidades en la vida. Para ello poseen una importantísima función organizadora. Los valores aportan sentido a nuestras acciones, por lo cual como los valores procuran los significados a las actividades que realiza el individuo permitiendo igualmente mantener una coherencia mental. Esto crea el ambiente necesario para que el ser humano se relacione adecuadamente con el mundo y con las otras personas, aportándole un sentido de pertenencia al mundo, a la comunidad y al entorno más inmediato.
Aunque no sea plenamente consciente de ello a cada momento, cada uno de los seres humanos posee una serie de valores que le sirven de guía. No importa la procedencia social, económica o religiosa, éstos poseen valores que ordenan sus vidas.
Ibidem, sostiene:
Para alguien un valor puede ser el respeto por la vida, para otras personas su valor puede ser la voluntad de arrebatarle la vida a otra persona. Ambos individuos están guiados por sus propios valores. Pero necesariamente, existen valores que hacen crecer al individuo y otros que lo precipitan a la desnutrición. Estos últimos podemos llamarlos antivalores (p. 56).
Sin embargo, y a pesar de que los valores su ponen la vida en comunidad, ello no significa que tus valores sean iguales a los de tu vecino. El ha vivido experiencias distintas a las tuyas, se ha formado de una manera distinta a ti, y seguramente ha llegado a conclusiones sobre la vida distintas a las tuyas. El posee sus propios valores que no tienen que ser los tuyos. En fin, si tu crees en tus propios valores, tu vecino cree en lo suyo, y ambos tienen un espacio por compartir. Ambos están animados por alcanzar el bienestar, compartiendo esta tierra. Por lo tanto, los valores permiten la convivencia en la comunidad. Lo que significa que el pensar en comunidad supone la valoración de formas de agrupación para la defensa de la vida, lo que reafirma que el individuo valora en sociedad.
Por lo tanto, el acercamiento entre las personas constituye un valor en sí mismo. De tal manera que la convivencia se exige como un principio que facilita la vida.
A pesar de que algunos valores se refieren a ti y tu pensamiento, pero la mayoría organizan tu forma de entenderte con las demás personas, con el mundo que te rodea e incluso, con el universo donde habitas.
Es importante destacar que los valores se aprenden en contacto con las personas significativas en la vida. Considerando que una persona significativa es aquella que deja huellas importantes. Pueden ser rastros positivos o negativos. Pero al final, son la herencia de los mayores, que permiten la construcción del mundo.
Tú también recibes y transmites valores en tu vida. Lo haces con tu familia, con tus allegados, con tus vecinos y amigos. Porque aunque no prediques sobre los valores, das ejemplo de ellos y te constituyes en una lección viva de valores puestos en práctica.
Por otra parte, Figueroa (2000), afirma que:
El ser humano se afianza en la vida a través de sus acciones, pero para ello debe poner en claro algunas líneas de acción que le permitan desarrollarse en ella. Todos los seres, en diverso grado, pensamos y planificamos nuestra vida. Aunque no lo hagamos de una manera consciente. (p.65)
Muchos de los valores individuales sobreviven durante toda la vida del humano. Otros evolucionan hacia formas mejor elaboradas. Algunos simplemente son sustituidos por otros. Cambian, se adaptan, según las necesidades y la influencia social que tenga el individuo.
Se afirma entonces que los valores individuales son la base para el establecimiento de valores grupales de diversos tipos. La propuesta de un individuo puede resultar valedera para muchos otros. De allí que se descubra la afinidad y se coincida a veces en un objetivo que se convierte en un objetivo común entre varios individuos.
Por otro lado los valores familiares primarios apuntan hacia el mantenimiento grupal para el logro de la supervivencia. Pues su inicio es una relación entre individuos humanos, y su calidad es clave para el logro de la propuesta común. Por ello, las relaciones que se establecen en la familia son indispensables para conseguir los fines comunes.
El acuerdo, la conciliación y la tolerancia provienen de esta necesidad y se establecen como valores. Todo ello contribuye a la convivencia, sostenida en la colaboración, valores fundamentales para el sostenimiento social. Los valores que se forman en la familia se ejercen luego en comunidades cada vez mayores que pueden llegar a abarcar hasta la humanidad entera. Asimismo, la sociedad es fruto de un acuerdo entre seres que viven en un mismo espacio y en un tiempo determinado. La sociedad viene a ser un gran grupo organizado con normas. Su objetivo último es proveer de subsistencia apropiada a todas las que la constituyen.
En relación a esto Bello (2003), sostiene que “la sociedad constituida por acuerdo mutuo, tiene también como fundamento unos valores compartidos por todos o la gran mayoría de sus miembros” (p. 45).
Por lo que se puede decir que los valores sociales provienen de la necesidad de mantenerse y crecer en comunidad. Estos aportan fortaleza y cohesión a grupos que de otra manera serían diversos. Las familias y los grupos de intereses múltiples, se organizan y tienen en los valores compartidos una sustentación que no se toca pero se siente.
Es importante señalar, que los valores sociales van a variar de acuerdo con las sociedades específicas, con las comunidades que se constituyen. En cada comunidad se promueven valores que pueden tender a engrandecer esa sociedad. O por el contrario la pueden destruir. Porque, se debe recordar que así como existen los valores están los antivalores.
Finalmente, Ibiden (2002), reseña que “los valores sociales se forman en cada comunidad específica, en cada población y país, como fruto de un proceso de intercambio. Al igual que en la familia, los valores sociales provienen de la interrelación entre los miembros de la sociedad”. (p.56).
Es necesario señalar para finalizar, que el impulso de los valores sociales van a depender de muchos factores, sin embargo la importancia de los grupos y las organizaciones de los seres individuales que forman una sociedad. Pues a medida en que cada uno se responsabilice de sus acciones, si estas giran en torno al bien común y entre todos mantienen una coherencia entre sus vidas y sus valores, estarán contribuyendo a la constitución sana de una sociedad de valores.
Por último, se puede concluir, que el ser humano es un buscador de valores. Esa búsqueda le va dando sentido a su vida. Un significado que obtiene no solamente cuando encuentra un valor fundamental en el cual afirmarse, sino también en todos y cada uno de los momentos de la búsqueda. El experimentar, el responder preguntas, el plantearse nuevas dudas, todo ello conforma parte del proceso del individuo humano en su busca de convertirse en persona.
Los valores se hacen propios de cada individuo. Cada uno los piensa, los siente y los pone en práctica como si fueran exclusivos suyos. Pero la conciencia de valores colectivos hace avanzar hacia la constitución de comunidades. Los grupos se convierten en comunidades cuando poseen valores compartidos. Y los conjuntos de comunidades, de la misma manera se transforman en una patria, al profesar valores comunes.
El significado de tu vida siempre estará íntimamente unido a un valor que exalta en ella. Por eso es tan importante una clara conciencia sobre los valores. La felicidad individual, familiar y comunitaria está indisolublemente unida. Es importante entonces, comenzar a ejercer de una manera casi perfecta. En función de su sentido más profundo, que no es otra sino tu mismo. Porque la razón de ser de los valores es tu propia existencia como persona, integrada en una familia y en una comunidad.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Figueroa, G (2000). El Rol del Docente en la Transmisión de Valores Morales. San Fernando, Estado Apure-Venezuela.
Cuadernos para la Reforma Educativa (1997). La Educación en los Valores. Un reto compartido. Edición Especial para el Ministerio de Educación. Aluda Anaya.
Enciclopedia General de Educación. (1999). Grupo Editorial Océano. Barcelona Espata.


Curso: Lengua II. UNESR. Facilitador: Prof. Milagros, Hernández
Autores:
Fernández M, Rosa Yuviri
Vilachá S. Yolanda C

5 comentarios:

PROFESOR COCCA dijo...

Donde no hay justicia es peligroso tener razón, ya que los imbeciles son mayoria. Quevedo

Estimados : como Profesor Universitario, de la Universidad Kennedy. Dictaba cinco asignaturas, entre ellas, Ejercicio y Administración Farmacéutica. Con mas de 50 excelentes alumnos, inquisitivos, ávidos de adquirir conocimientos, mi misión además de enseñar Legislación Farmacéutica, era explicarles como es esta actividad comercialmente, tal es así, que como trabajo practico averiguamos al azar el costo de un descongestivo nasal en gotas, droga base nafazolina, tiempo en el mercado mas de 40 años, consultado el proveedor mas importante de drogas para la industria farmacéutica, dio el costo por frasco, 0,03 centavo, precio de venta 11,25 pesos, ganancia por unidad 37500 %, por supuesto esto no tiene parangón con ninguna actividad licita, a todo esto se me invita el 5 de junio de 2007 al Anexo de la Cámara de Diputados de la Nación, donde se realizaron unas Jornadas sobre " Ética y Medicamentos " estando presentes, legisladores, funcionarios gremialistas , las Cámaras Farmacéutica que supuestamente no habían sido invitadas, pero ahí estaban en segunda fila, farmacéuticos, etc, finalizada la Jornada se podían exponer posiciones de cada uno que quisiera hablar, yo fui uno de ellos y en particular me dirigí a las Cámaras de la Industria a los que tenia a pocos metros, el drama es la accesibilidad de nuestro pueblo a los fármacos, se nos mueren compatriotas, en particular niños ,muchos de ellos muy pequeños y esta gente sin ninguna culpa gana el 37500 %, esto es un escándalo de proporciones y el Estado debe y puede solucionarlo, no puede hacerse el distraído .

La respuesta a mis palabras no se hizo esperar, no para intentar solucionar el tema sino para sacarme del medio. Me cito mi Decano Dr, Capon Filas y La Directora de Farmacia Farmaceutica Magariños, y con un discurso Kafkiano e hiriente, me sacaron la cátedra de Farmacia, días después todas las demás, no estoy arrepentido, no puedo ser cómplice de tamaño despropósito.

Como curiosidad mi ultimo sueldo, aguinaldo incluido fueron 231 Pesos.

Lo saludo cordialmente.

Profesor Universitario.

Eduardo Marcelo Cocca

e-mail : profcocca@gmail.com


Este es un e-mail legal, libre de virus y contiene informacion que consideramos de su interés.
De acuerdo con la nueva Ley argentina Nº 26032 la libre distribución este email está autorizada
por tratarse de propósitos de información, sin embargo, si le hemos causado alguna molestia por el mismo,
le rogamos acepte nuestras disculpas y nos envie un mail a
ecocca@fibertel.com.ar para no ser contactado nuevamente.



SERVICIO DE INTERNET


Ley 26.032


Establécese que la búsqueda, recepción y difusión de información e ideas por medio del servicio de Internet se considera comprendida dentro de la garantía constitucional que ampara la libertad de expresión.


Sancionada: Mayo 18 de 2005

Promulgada de Hecho: Junio 16 de 2005


El Senado y Cámara de Diputados de la Nación Argentina reunidos en Congreso, etc.

sancionan con fuerza de Ley:

ARTICULO 1°

— La búsqueda, recepción y difusión de información e ideas de toda índole, a través del servicio de Internet, se considera comprendido dentro de la garantía constitucional que ampara la libertad de expresión.

ARTICULO 2°

— La presente ley comenzará a regir a partir del día siguiente al de su publicación en el Boletín Oficial.

ARTICULO 3°

— Comuníquese al Poder Ejecutivo.


—REGISTRADA BAJO EL N° 26.032—


DADA EN LA SALA DE SESIONES DEL CONGRESO ARGENTINO, EN BUENOS AIRES, A LOS DIECIOCHO DIAS DEL MES DE MAYO DEL AÑO DOS MIL CINCO.


EDUARDO O. CAMAÑO. — MARCELO A. GUINLE. — Eduardo D. Rollano. — Juan Estrada.



Prof. Cocca : entrevistas radiales, cartas y hechos.

http://cartasacocca.blogspot.com/2008/02/profesor-cocca.html


http://www.goear.com/listen.php?v=00cc708

http://www.goear.com/listen.php?v=4e93b69

http://www.goear.com/listen.php?v=01706

http://www.goear.com/listen.php?v=6237af4




http://cartasacocca.blogspot.com

Universitarios dijo...

Comenta Luis González:
Interesante lo que nos deja el Profesor Cocca. Paraentrar a la reflexión

Universitarios dijo...

Comenta Azucena García:

Excelente el ensayo de mis compañeros. Y lo del ral Cocca... súpercalifragilisticoespialidosa

Juan M dijo...

Sea en Altagracia o Santiago, la palabra sigue siendo la palabra,y si es escrita, ya sea prosa o verso, bienvenida sea, y como eres una poetiza de excelencia, entonces digome, que hermoso y valioso es conocerte.
felicitaciones
juanmanuel (curiche)

PROFESOR COCCA dijo...

Prof. Cocca : entrevistas radiales, cartas y hechos.

http://cartasacocca.blogspot.com/2008/02/profesor-cocca.html


http://www.goear.com/listen.php?v=00cc708

http://www.goear.com/listen.php?v=4e93b69

http://www.goear.com/listen.php?v=01706

http://www.goear.com/listen.php?v=6237af4




http://cartasacocca.blogspot.com


http://profesorcocca.blogspot.com/